Tras seis horas suspendidas de negociación, las acciones de Endesa volvieron a cotizar el miércoles sin apenas reaccionar al anuncio de que el grupo italiano Enel ha comprado casi un 10 por ciento de su capital y evalúa una eventual inversión mayor en la eléctrica.
A las 15:35 hora local, las acciones de Endesa subían un 0,4 por ciento a 38,27 euros frente a un descenso medio - medido a través del Ibex-35 - del 0,57 por ciento en la bolsa española. La CNMV justificó en un comunicado el levantamiento de la suspensión para "no perjudicar la liquidez de los mercados españoles frente a otros mercados internacionales donde cotizan las acciones de Endesa". Sin embargo, el supervisor español había dicho el martes que mantendría la cotización suspendida "hasta tanto no se esclarezcan las circunstancias de la posible adquisición de un paquete significativo de acciones por la empresa italiana ENEL". La CNMV apuntó en su último comunicado que no ha recibido respuesta de Enel a su requerimiento de información realizado durante la mañana.