Ence obtuvo un beneficio neto de 38,3 millones en los nueve primeros meses del año, lo que supone una disminución del 30% respecto a la cifra del mismo periodo del año anterior, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La firma especializada en la producción de celulosa incrementó un 3% sus ventas netas totales, hasta los 627,4 millones de euros, gracias los ingresos por ventas de energía renovable, que aumentaron un 32%, hasta los 133,7 millones de euros, lo que sirvió para compensar la caída de las ventas de celulosa y de forestales y otros, con unos descensos del 2% y del 3%, hasta los 456,5 millones y los 37,2 millones de euros, respectivamente.
 
Por su parte, el beneficio bruto de explotación (Ebitda) descendió un 23%, hasta los 114,7 millones de euros, mientras que el beneficio neto de explotación (Ebit) disminuyó un 29%, hasta los 73 millones de euros.