Enagás obtuvo un beneficio neto de 95 millones de euros en el primer trimestre, lo que representa un 9,6% más que en el mismo periodo del año anterior.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) de la compañía gasista se incrementó un 9,4% en los tres primeros meses del año, hasta los 234,3 millones de euros, en tanto que el resultado neto (Ebit) ascendió a 152,7 millones de euros, con un repunte del 9,4% sobre el periodo enero-marzo de 2012.

Los ingresos regulados de Enagás aumentaron un 6,8% hasta marzo y se situaron en 289,2 millones de euros, mientras que las inversiones realizadas por la sociedad totalizaron 308,4 millones de euros, un 88,9% más que en los tres primeros meses de 2012.

La compañía ha destacado que el crecimiento de los resultados a partir del segundo semestre será menor como consecuencia de la aportación de Altamira, Quinterio y Yela en el segundo semestre de 2012 y la evolución del coste medio de la deuda.