El presidente de Enagás, Antonio Llardén, calculó hoy que la demanda de gas cae en la actualidad a un ritmo del 9%, y aseguró que su empresa no necesitará dinero público para ejecutar sus planes de inversión, recogidos en la planificación de infraestructuras hasta 2016 elaborada por el Ministerio de Industria. Llardén realizó estos comentarios en unas jornadas sobre energía organizadas por el IESE, en la que el presidente de Red Eléctrica de España (REE), Luis Atienza, cifró en el 8,5% la caída de demanda eléctrica y volvió a pedir "una aceleración de los trámites para que los proyectos estancados se pongan en marcha" y sirvan para contrarrestar la crisis económica.