Enagás ha cerrado con éxito la primera emisión de bonos corporativos de su historia, que ha consistido en la colocación de dos líneas simples por un valor total de 1.000 millones de euros, anunció hoy la compañía. Fuentes del gestor técnico del sistema gasista indicaron a Europa Press que la emisión ha sido "muy positiva", que "los bancos de inversión consideran que ha sido una de las mejores" y que el grupo ha logrado con la operación un "precio muy bueno" por la colocación de su deuda. La demanda alcanzó un valor de 10.300 millones, diez veces más el importe de la emisión, y entre los inversores interesados figuran varios fondos y entidades europeas de prestigio, señala Enagás.