La mejora de las expectativas económicas cambiarán las perspectivas de los inversores, hacia aquellas compañías que mejoren sus beneficios a medida que mejoran las perspectivas.

La prueba de estas nuevas perspectivas para este 2011se han hecho evidentes en el día de hoy, cuando las ventas de cadenas comerciales no han alcanzado los niveles esperados (3.4% vs. 3.1%) mientras que los grandes centros comerciales han mostrado un gran comportamiento y así lo han reflejado sus cotizaciones.

Probablemente estemos ante una nueva tendencia de consolidación de las ganancias. James Paulsen, estratega jefe de Wells Capital Management, escribió en un análisis para sus clientes que "esta nueva mentalidad permitirá a los inversores ampliar sus horizontes de inversión y centrar su atención en el potencial que se alcanzará al final de este ciclo de recuperación económica. Nuestra recomendación es la de sobreponderar aquellas acciones especialmente sensibles a la evolución económica durante el próximo año".

Las acciones del sector consumo, de hecho, han sido las que mejor comportamiento bursátil han tenido durante los últimos tres años. Además ha sido uno de los dos sectores que se han mostrado en positivo en el S&P500 desde el comienzo de la crisis financiera, y que disparó su rentabilidad hasta el 25.7% en el 2010.

Artículo completo en CNBC