Los trabajadores de Opel en toda Europa y los 4.000 concesionarios de la marca están dispuestos a comprar un 25 por ciento del capital de la empresa automovilística para garantizar su supervivencia. Así lo asegura en unas declaraciones que publica hoy el diario Berliner Zeitung el jefe del comité de empresa de la planta de Opel en Bochum, Reiner Einenkel, quien afirma que "estudiamos un modelo para todos los empleados europeos en cooperación con los concesionarios" de la marca. La iniciativa contempla que, mediante recortes salariales, los 50.000 trabajadores europeos de Opel ofrezcan 1.000 millones de euros, mientras los 4.000 concesionarios aporten otros 500 millones de euros a un fondo de rescate.