El grupo discográfico EMI ha decidido no vender los estudios londinenses de Abbey Road, donde los Beatles grabaron sus trabajos, con lo que pone fin a las conjeturas sobre su puesta a la venta para saldar deudas. Según informa hoy la prensa británica y recoge la agencia Efe, EMI rechazó el año pasado una oferta por el edificio histórico que alberga los estudios de grabación y trabaja actualmente con "terceras partes" para la financiación de un proyecto destinado a "revitalizar" Abbey Road.