Eli Lilly volvió a registrar beneficios en el cuarto trimestre al ganar 915,4 millones de dólares, u 83 centavos de dólar por acción, frente a las pérdidas de 3.630 millones, o 3,31 dólares, registradas un año antes. El beneficio ajustado fue de 91 centavos por título frente a 1,02 dólares. Los ingresos crecieron un 14% hasta situarse en 5.930 millones de dólares desde 5.500 millones.