El volumen de fusiones y adquisiciones de empresas en el mercado descendió un 30% en 2008, hasta los 2,15 billones de euros, aunque aumentó el número de operaciones, según el análisis de transacciones mundiales en 2007 y 2008 presentado hoy por la multinacional especializada en servicios profesionales, Towers Perrin. Este mismo estudio reveló que la duración media desde el anuncio de una fusión o adquisición empresarial hasta el cierre de la operación cayó desde los 147 días en 2007, a sólo 80 días en 2008, lo que supone una reducción en el proceso superior a los tres meses. Según manifestó el socio director general de Towers Perrin, Anthony Gennaoui, la tendencia actual de fusiones y adquisiciones "express" se prolongará durante unos meses mientras quienes dispongan de liquidez "se lancen a por las gangas".