El uso internacional del euro aumentó ligeramente el pasado año, según un estudio presentado hoy en Fráncfort por el Banco Central Europeo (BCE).  El estudio, titulado 'La función internacional del euro' sostiene que pese a las turbulencias financieras, el mosaico internacional de divisas y más especialmente el euro, ha permanecido estable.  Entre 2007 y 2008, la deuda garantizada en euros aumentó un 1% y un 2% los créditos y depósitos extra fronterizos. El peso del euro en las reservas mundiales en moneda extranjera aumentó el pasado año un 1%, hasta el 26,5%.