El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) desestimó hoy el recurso de España y ratificó la sanción de 4,8 millones de euros que la Comisión le impuso en 2005 por irregularidades en la gestión de las ayudas comunitarias para los viñedos en Aragón, Baleares, Castilla La Mancha, Extremadura y Cataluña, y también en las subvenciones para la miel. El caso se remonta a 2002 y 2003, cuando el Ejecutivo comunitario efectuó varias visitas de control a España y detectó las irregularidades. Como penalización, en julio de 2005 Bruselas decidió excluir de la financiación comunitaria determinados gastos en los sectores del vino y de la miel. En concreto, 4,7 millones de euros de ayudas a la reestructuración y la reconversión del viñedo y 71.000 euros de subvenciones a la miel.