Un asesor legal del Tribunal Europeo de Justicia respaldó el martes un dictamen de un juzgado de menor instancia que solicita una revisión para comprobar si el gigante británico GlaxoSmithKline PLC (GSK) podría ser eximido de los cargos de restricción de la competencia en España. La Comisión Europea dictaminó que Glaxo había infringido las normas al pedir a los mayoristas españoles en 1998 que acordaran mayores precios para los medicamentos revendidos fuera de España que para los vendidos en el país. La idea era evitar el llamado "comercio paralelo", por el que las empresas importan medicamentos en países donde se venden más baratos y los revenden en otros donde hay mayores precios, embolsándose la diferencia.