El tráfico de pasajeros aéreos en el mundo durante el 2007 llegó a los 4.500 millones de personas, un aumento del 6,4% respecto al año anterior, según los datos preliminares con los que cuenta el Consejo Internacional de Aeropuertos (CIA). España es uno de los países donde el número de pasajeros aumentó más durante el año pasado.