El Tesoro celebrará hoy una reunión con los bancos colocadores del Fondo de Amortización de la Deuda Eléctrica (FADE) para buscar el momento más adecuado para emitir bonos a plazos de entre 5 y 7 años por unos 2.000 millones.
 
Este monto corresponde al déficit de tarifa, indicaron a Europa Press en fuentes del mercado.

La reunión de hoy se produce apenas unos días después de que el Tesoro y los colocadores mantuviesen un encuentro en el que se consideró oportuno esperar una mejora de las condiciones del mercado para realizar la siguiente emisión de la deuda eléctrica.

De hecho, las turbulencias de las últimas semanas han impedido que en abril se realizasen nuevas emisiones. Las fuentes aseguran que todo está listo para la nueva colocación, la cuarta de las realizadas hasta la fecha, y que, si se diesen las condiciones adecuadas, la emisión podría lanzarse esta misma semana.

La nueva colocación elevaría a 8.000 millones de euros la parte del déficit de tarifa que deja de ser financiada por las eléctricas y se convierte en deuda negociable en los mercados. Los consumidores, a través de la factura eléctrica, son los encargados de devolver la deuda eléctrica, que en diez años ha alcanzado 22.000 millones.