El Tesoro Público intentará colocar entre 2.500 y 3.500 millones de euros en letras a 12 y 18 meses, en un escenario marcado por una prima de riesgo que se mantiene por encima de los 400 puntos básicos.

De hecho, la prima de riesgo se ha mantenido por encima de este nivel desde que el pasado miércoles escalara a 400 puntos ante la incertidumbre creada en la UE por Silvio Berlusconi, que se negaba a dimitir.

La subasta servirá también para medir el impacto de la rebaja de las previsiones de crecimiento por parte de la Comisión Europea, que estima ahora que el PIB se quedará en el 0,7% tanto este año como el próximo, después de que la economía vuelva a caer en la última parte de 2011.

El jueves también intentará captar entre 3.000 y 4.000 millones en obligaciones a diez años con un cupón del 5,85% y vencimiento a 31 de enero de 2022.