El Tesoro Español intará colocar este martes hasta 2.500 millones de euros en letras a tres y seis meses, mientras la incertidumbre invade los mercados de renta fija y variable en Europa.

El Tesoro subastará entre 1.500 y 2.500 millones de euros en letras a tres y seis meses. Los expertos auguran un aumento de la rentabilidad de esta deuda para convencer a los acreedores después de que después de que el Gobierno haya revisado al alza el déficit público de 2011 y con la posibilidad de que Grecia abandone el euro en el punto de mira. El pasado viernes, el Ministerio de Economía revisó cuatro décimas al alza el déficit público de 2011, del 8,5 % al 8,9 % del PIB ante el desvío de la deuda de algunas Comunidades Autónomas. 

Recordemos que las colocaciones a plazos cortos son tests de menor importancia para el Tesoro, y la demanda a estos plazos suele ser elevada, porque el riesgo percibido es menor.

En la última emisión de letras a corto plazo el Tesoro adjudicó 1.933 millones de euros con una ligera subida de la rentabilidad, hasta el 0,72 % a tres meses y hasta el 1.628 % a seis meses, pero con una excelente acogida por parte de las entidades, cuyas solicitudes superaron los 9.400 millones de euros y situaron la ratio de cobertura en cinco veces.

El Tesoro tiene cubiertas cerca del 55% de sus necesidades de financiación bruta para el ejercicio (85.900 millones de euros).