El Tesoro afronta mañana una nueva reválida con un contexto algo más favorable que el vivido en semanas anteriores. La prima de riesgo se relaja hoy hasta los 330 puntos básicos, frente a los 345 puntos con los que acabó la semana pasada.

Los credit default swaps (CS) de España también se enfrían desde los máximos históricos que alcanzó el pasado jueves. Entonces, los CDS llegaron a 450 puntos básicos, lo que suponía que el coste de asegurar 10 millones de euros de deuda española a cinco años se encarecía hasta los 450.000 euros.

Las expectativas de rebajas de tipos del BCE y de un aumento del fondo europeo de rescate alivian un tanto la aversión al riesgo, y podrían permitir mañana un abaratamiento en los costes de financiación del Tesoro.

El organismo emisor se ha marcado como objetivo adjudicar un máximo de 3.500 millones de euros en sus títulos a más corto plazo, 3 y 6 meses.