El Tesoro coloca prácticamente el máximo de deuda previsto en la subasta de obligaciones a largo plazo de hoy, hasta 2.980 millones de euros, pero lo hace pagando un alto precio. El organismo dependiente del Ministerio de Economía se ha visto obligado a elevar el interés ofrecido a sus acreedores, mientras que éstos han reducido drásticamente su interés por la deuda española, como muestra la bajada de los ratios de cobertura.


En concreto, el Tesoro ha colocado:
- en el tramo de bonos con vencimiento a 31 de octubre de 2014 ha colocado 1.359 millones de euros, a un tipo medio del 5,204% y un tipo marginal del 5,302%, superior al 4,483% de la última subasta. Cupón del 3,30%. El ratio de cobertura ha descendido en este tramo de 4,3 veces a 1,9.

- ha adjudicado 1.074 millones de euros en obligaciones con cupón del 5,50% y vencimiento el 30 de julio de 2017. El tipo medio ha sido del 6,459%, mientras que el marginal se sitúa en 6,543%, frente al 6,195% de la anterior subasta. El ratio de demanda ha caído de 3,4 veces a 2,1.

- Ha vendido 548 milllones de euros en obligaciones con cupón del 4,30% y vencimiento a 31 de octubre de 2019, con un tipo medio del 6,701%. El tipo marginal se situó en el 6,798%, frente al 4,899% previo. El ratio de cobertura ha sido de 2,9 veces, por debajo de las 3,3 de la última subasta de estas características.

La subasta de este jueves ha tenido lugar con la prima de riesgo marcando máximos históricos. De hecho, tras la subasta la prima ha escalado hasta los 581 puntos básicos y la rentabilidad del bono español ha sobrepasado el 7% ante la incertidumbre que rodea al sector financiero español y las perspectivas de crecimiento del país.


GRÁFICO ESCALADA RENTABILIDAD BONO ESPAÑOL 10 AÑOS:



Según Alexis Ortega, socio director de Finagentes Gestión, “bajan los ratios de cobertura, lo que explica la subida de altos tipos marginales para cubrir el objetivo de colocación de los 3.000 millones”.

Ésta es la segunda vez que el Tesoro acude al mercado esta semana. El martes el organismo dependiente del Ministerio de Economía logró colocar el máximo previsto en la emisión de letras a 12 y 18 meses, 3.561 millones de euros, y redujo los tipos interés en torno a un punto respecto a la subasta previa. También es la segunda subasta tras la última batería de ajustes fiscales anunciada por el Gobierno.

Con la fuerte presión que acaece sobre nuestro país, los expertos reclaman una solución para aliviar la tensión, solución que, según Nicolás Fernández, director de análisis de Banco Sabadell,puede venir “por la compra de deuda soberana española e italiana por parte de las autoridades europeas, que es lo que está demandando el mercado”.

Sin embargo, Alberto Roldán, Director del departamento de análisis de Renta Variable de Inverseguros, cree que “España ya está rescatada”. “Por un lado, se está admitiendo esto al asumir que el 10% de tu PIB se usa para rescatar los bancos, y que, a su vez, los bancos compran deuda soberana. Por otro lado, los recientes ajustes en términos fiscales son claramente la agenda marcada por Alemania para que España reciba dinero y ésta, a su vez, dé garantías. En definitiva, “si España no está intervenida, que venga Dios y lo vea”.