El Tesoro ha vuelto a colocar deuda con éxito. En concreto, ha emitido 4511 millones en bonos a dos, cinco y diez años en una subasta que ha tenido una buena demanda y a rentabilidades inferiores a las de la última colocación. 

Ha vuelto a cumplir con el objetivo previsto. En concreto, el Tesoro español ha colocado un total de 4511 millones de euros en bonos a dos, cinco y diez años, por encima del objetivo marcado por el organismo - entre 3.000-4.000  millones de euros - a un tipo de interés inferior al de la última subasta. 

En concreto, vendió 1.155 millones de euros en deuda a dos años.  La demanda total es de 4 veces la adjudicación (3.7 veces antes) Y tipos por debajo de secundario El tipo medio a la baja hasta 2.275 % desde 2.54 %.

Respecto a la deuda a cinco años, el organismo vendió 1031 millones con una demanda elevada de 3.6 veces (btc anterior 2.3) y una rentabilidad media que también fue moderada hasta el 3.5%, desde el 3.572% anterior. 

La deuda de más largo plazo se saldó con una colocación de 2325 millones de euros con una demanda de 1.9 veces la adjudicación (2.3). La rentabilidad media en niveles de 4.898 % desde 4.917 %.

"Bueno, pocos comentarios: mejor de lo esperado. Y no hablo de cantidades, como también de tipos. Llamativa esta subasta en un momento como el actual", explica José Luis Martínez, estratega de Citi en España