El Tesoro español ha consguido colocar un total de 4.490 millones de euros en deuda a dos, cinco y 28 años a un tipo de interés inferiore al de anteriores subastas. En concreto, emitió 2400 millones en letras a dos años, un total de 1580 millones a cinco años mientras que para el período más largo subastó 512 millones de euros. La demanda fue ligeramente inferior a la de anteriores subastas.


El Tesoro Español ha subastado 4.490 millones de euros en deuda de largo plazo, en la parte alta del rango previsto entre 3500 y 4500 millones de euros. En total, vendió 2400 millones en bonos con vencimiento en 2015 con una rentabilidad del 2.7% - por debajo del 3.35% de la subasta anterior- con una demanda de 2 veces la colocación, frente a las 4.8 veces de la anterior subasta.

En el plazo de 5 años - vencimientos en 2018- la entidad ha colocado 1580 millones con una moderada demanda de 2.3 veces, desde las 2.6 veces de la anterior subasta, con una rentabilidad media en niveles de 3.77% desde niveles 3.988%.

Por último, la subasta a 28 años se ha saldado con una colocación de 512 millones de euros - con demanda también moderada - y con una rentabilidad del 5.696%, por debajo del 6.002% de la subasta anterior.

¿Valoración? José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi reconoce que "algunos dirán que ha sido una subasta no tan positiva considerando los elevados niveles de demanda y recortes de tipos en las anteriores.
Pero, ¿hasta qué punto se pueden mantener en cada subasta estas elevadas demandas y tipos con fuerte recorte? Al final, el apetito por el riesgo sigue siendo elevado pero es claro que los mercados ofrecen de forma cada vez más clara indicios de consolidación".  Necesitamos noticias positivas adicionales para que la mejora del riesgo país y de los tipos se mantenga, concluye.