El temporal de viento que azotó a finales de enero a las regiones de Cataluña, País Vasco y Galicia supuso para las aseguradoras en España un coste global de unos 500 millones de euros,  según Pilar González, la presidenta de la patronal aseguradora Unespa. González facilitó este dato en un discurso en el marco de la Semana del Seguro en España.