Las acciones de Grupo Ferrovial se dejan un 1,85 por ciento y se colocan a 71,75 euros. Se ven penalizadas por la preocupación de que la división aeroportuaria británica BAA tenga que enfrentarse a mayores costes de seguridad tras las últimos ataques terroristas frustados en el Reino Unido.