El Tribunal Supremo ha anulado una fuerte sanción impuesta por la Comisión Nacional de Competencia (CNC) a Endesa, Iberdola y Fenosa, que fueron sancionadas en julio de 2004 con multas de casi un millón de euros cada una por abuso de su posición dominante en el mercado eléctrico, según la sentencia dictada el pasado 27 de enero.