La Corporación Federal de Garantía de Depósitos (FDIC) se ha visto obligada a cerrar tres nuevos bancos regionales, lo que eleva la cifra de entidades quebradas en EEUU en lo que va de año a 72 instituciones financieras, casi el triple que en el conjunto de 2008 y la cifra más alta desde 1992. En concreto, el supervisor bancario de EEUU procedió al cierre del Community First Bank, así como del Community National Bank of Sarasota County, y el First State Bank, en el marco de la mayor crisis financiera desde la Gran Depresión.