La Seguridad Social obtuvo un superávit de 8.321,21 millones de euros hasta junio, cifra equivalente al 0,76% del PIB y un 16,06% inferior a la de igual periodo de 2010, cuando el saldo positivo del sistema alcanzó los 9.913,69 millones de euros.

Según datos dados a conocer por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, en junio, los gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria alcanzarían un importe aproximado de 1.100 millones de euros, lo que implica la disminución del superávit a 30 de junio.

La reducción del saldo positivo de la Seguridad Social hasta junio es ligeramente superior a la experimentada hasta mayo, que fue del 13%.