La Seguridad Social obtuvo un superávit de 12.015,63 millones de euros en los nueve primeros meses de 2009, cifra inferior en un 30,4% a la del mismo periodo del año anterior, cuando el superávit ascendió a 17.273,75 millones de euros, según datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración.
 

Este resultado, equivalente al 1,14% del PIB, fue consecuencia de unos ingresos que alcanzaron los 93.114,9 millones de euros, un 0,6% menos, y de unos pagos que sumaron 81.099,3 millones de euros, un 6,1% más que en el periodo enero-septiembre de 2008.

Trabajo explicó que los gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria alcanzarían un importe de 1.100 millones de euros, motivo por el que disminuye el superávit.

La caída del superávit de la Seguridad Social registrada en los nueve primeros meses es inferior a la experimentada hasta agosto, cuando el saldo positivo del sistema reflejó un retroceso del 32,9%.

En términos de caja, las operaciones no financieras de la Seguridad Social hasta septiembre se concretaron en una recaudación líquida de 90.035,2 millones de euros, con un descenso del 1,8% respecto al ejercicio anterior, mientras que los pagos se incrementaron un 6,4%, hasta 80.945,1 millones de euros.

Del volumen total de ingresos, el 91,29% correspondió a las entidades gestoras y servicios comunes a la Seguridad Social, y el 8,71% restante a las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Por su parte, el 91,11% de los pagos fue realizado por las entidades gestoras y el 8,89%, por las mutuas.

LOS INGRESOS POR COTIZACIONES BAJAN UN 1,57%

Los ingresos por cotizaciones sociales sumaron en los nueve primeros meses del año un total de 79.624,2 millones de euros, un 1,57% menos que en el mismo periodo del año anterior.

La mayor parte de los ingresos por cotizaciones correspondieron al Régimen General, el más numeroso del sistema, con un montante de 56.516,08 millones de euros, un 4,4% menos. En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) se recaudaron 7.930,5 millones (-0,5%), mientras que los ingresos por cotizaciones en el Régimen Especial Agrario (REASS) casi alcanzaron los 680,4 millones de euros, con un descenso del 9,4% respecto a los nueve primeros meses de 2008.

El Régimen Especial de Empleados de Hogar aportó 400,6 millones en cotizaciones, un 8,3% más, el del Mar recaudó 216,6 millones de euros (-4,5%) y el del Carbón ingresó 146,06 millones de euros (-0,8%). Por accidentes de trabajo y enfermedades profesionales se recaudaron 5.360,9 millones de euros (-13,7%) y por cuotas de desempleados, 8.372,9 millones de euros (+37,2%).

En el conjunto del año, la Seguridad Social prevé ingresar un total de 112.436,6 millones de euros en concepto de cotizaciones sociales. De esta forma, los ingresos por cotizaciones representaban a finales de septiembre el 70,82% de lo previsto para todo 2009.

Por su parte, las transferencias corrientes totalizaron 9.116,5 millones de euros hasta septiembre, lo que representa un repunte interanual del 12,9%, que Trabajo achacó al crecimiento de las aportaciones recibidas del Estado para la financiación del nivel no contributivo.

MÁS DE 70.500 MILLONES PARA PENSIONES CONTRIBUTIVAS

En el capítulo de gastos, los pagos por prestaciones económicas a familias e instituciones ascendieron a 73.219,7 millones de euros en los nueve primeros meses del presente ejercicio.

De este montante, la mayor partida, un total de 70.554,2 millones de euros, correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, con un aumento del 6,1%.

Dentro del sistema contributivo, se destinaron algo más de 64.032,7 millones de euros al pago de las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares), lo que supone un 6,6% más.

El gasto en incapacidad temporal (IT) fue de 4.402,7 millones de euros, con un descenso interanual del 1,2%, mientras que a prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo se dedicaron 1.693,2 millones de euros hasta septiembre, un 7,3% más.

A finales de septiembre, las pensiones y prestaciones no contributivas registraron un importe de 2.665,6 millones de euros, con un crecimiento interanual del 4,95%, de los que 1.033,7 millones de euros correspondieron a prestaciones familiares (+7,87%).

Las transferencias realizadas a comunidades autónomas, tanto corrientes como de capital, correspondientes básicamente a la Ley de Dependencia, alcanzaron los 1.680,9 millones de euros, con un crecimiento interanual del 148,6%. Los gastos corrientes en bienes y servicios y en inversiones experimentaron, por su parte, una disminución superior al 9%.