El superávit comercial japonés fue de 1,63 billones de yenes (10.100 millones de euros), en septiembre, con un aumento del 62,7% sobre mismo mes del año anterior. Las exportaciones niponas totalizaron 7,27 billones de yenes, con un aumento del 6,5%, mientras que las importaciones sumaron 5,63 billones de yenes, el 3,2% menos. Por regiones, Asia fue el principal mercado tanto en términos de ventas como de adquisiciones para Japón, que incrementó su superávit comercial en un 58,7% con esta zona del mundo. Las empresas niponas realizaron el 48,2% de sus exportaciones al continente asiático, con China como principal cliente de productos japoneses.