El superávit comercial alemán se redujo un 50,8 por ciento en enero con respecto al mismo mes de 2008 y quedó en 8.500 millones de euros, según los datos provisionales publicados hoy por la Oficina Federal de Estadística. En total, se exportaron mercancías por valor de 66.600 millones de euros y se importaron por valor de 58.100 millones de euros. En comparación con enero de 2008, las exportaciones disminuyeron un 20,7 por ciento y las importaciones el 12,9 por ciento. Con respecto a diciembre, las exportaciones bajaron un 4,4 por ciento y las importaciones un 0,8 por ciento. La balanza por cuenta corriente cerró, según datos del Bundesbank, con un superávit de 4.200 millones de euros, tras 15.600 millones de euros en el año precedente. A los países de la Unión Europea (UE) se exportaron productos por un total de 43.900 millones de euros, lo que supuso un descenso del 18,7 por ciento respecto a enero de 2008.