El paro de más de cuatro millones de personas y las prejubilaciones que se acumulan a la Seguridad Social debido a la crisis podrían quebrar el sistema de pensiones en doce años, según el profesor emérito y catedrático del departamento de Control y Dirección Financiera de Esade, Robert Tornabell.