El banco alemán Commerzbank, parcialmente nacionalizado tras recibir ayudas públicas de 18.200 millones de euros, concluyó 2009 con pérdidas por importe neto de 4.537 millones de euros, lo que supone un 30,6% menos que en el ejercicio anterior.