La facturación del sector servicios de mercado cayó el 0,5% en julio de 2008 con respecto al mismo mes de 2007, mientras que el empleo cayó el 0,2%, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). La caída de la cifra de negocios se debió principalmente al descenso del 2% en la facturación de los servicios a empresas y del 1% en el comercio. Dentro del comercio destacó la disminución del 14,8% en el sector de los vehículos y combustibles, seguida del aumento del 2,4% en el comercio al por mayor y del 0,9% al por menor.
Dentro de los servicios a empresas, los servicios de investigación y seguridad y las actividades industriales de limpieza aumentaron sus ventas un 8,2% y un 7,8%, respectivamente. Por el contrario, servicios técnicos, selección y colocación de personal, publicidad, y asesoría jurídica y económica, disminuyeron su cifra de negocios un 11,9%, un 4,5%, un 2% y un 0,7%, respectivamente. Por su parte, el empleo en el sector servicios registró en julio un descenso interanual del 0,2%. El sector de servicios a empresas experimentó el descenso más acusado, con una tasa del -0,9%, seguido del turismo (-0,8%) y el comercio (-0,1%). Sin embargo, el empleo creció en los sectores de tecnologías de la información y transporte, donde registró subidas del 2,3% y 0,6%, respectivamente. Las actividades más dinámicas en la creación de empleo fueron los servicios informáticos, con un crecimiento del 4,7%, y los servicios de investigación y seguridad (+4,2%), frente a la caída de la selección y colocación de personal (-12,8%). Aragón y País Vasco registran los mayores aumentos Aragón y País Vasco fueron las comunidades autónomas que registraron los mayores incrementos interanuales en su cifra de negocios en julio, con tasas del 9,8% y del 5,3%, respectivamente. Por el contrario, La Rioja (-3,2%) y Comunidad Valenciana (-2,7%) experimentaron los mayores descensos. En cuanto al empleo, Asturias fue la comunidad que presentó el mayor incremento en el personal ocupado del sector servicios en julio, con una tasa de crecimiento del 1,2%, seguido de Aragón, con un 1,1. Los mayores descensos de personal ocupado se registraron en La Rioja (-2,3%) y la Comunidad Valenciana (-1,8%).