Los bancos y aseguradoras estadounidenses han cerrado el primer trimestre de 2009 con un beneficio conjunto de 7.600 millones de dólares, cifra que supone un descenso del 61% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según los datos presentados hoy por la Corporación Federal de Seguro de Depósitos (FDIC, en sus siglas en inglés). A pesar de la caída, se trata del mejor trimestre en el último año. Según el informe, 21 entidades han desaparecido en el trimestre, el número más alto desde el último trimestre de 1992. Además, el número de bancos con problemas ha pasado de 252 a 305. Por último, los datos de FDIC reflejan que las provisiones relacionadas con créditos han aumentado un 64%.