A la mitad de la última semana de agosto, el sector bancario español cotiza en rojo en su totalidad, en una jornada en la que el Ibex 35 sigue por debajo de los soportes y atacando los  8.300 puntos. Pese a la entrada de capital en el sector, parece que no logra convencer a los inversores. Lo cierto es que ha sido, junto con el inmobiliario y constructor, el sector más castigado por la crisis, aunque desde hace meses se ve fortalecido por la entrada de capital. 

Bankinter destaca como la entidad que más se ha revalorizado en lo que va de 2013: un 69,58%. Presenta, para medio y largo plazo, una tendencia alcista. Además, el momento total en que se encuentra (tanto rápido como lento) es positivo, unido a un volumen creciente. El peor indicador para la entidad es la volatilidad, creciente a medio y largo plazo. A media sesión cae un 0,61% y alcanza un precio por acción de 3,415 euros. 

En cuanto a Banco Sabadell, su trayectoria a lo largo de 2013 presenta una penalización del 10,58%. Se observa una tendencia bajista a largo plazo así como una creciente volatilidad. Pese a todo, el analista de Enbolsa.net, José Luis García considera que “pertenece a una industria top. El sector en el que está incluido es uno de los más favorecidos por la entrada de capital y además es una empresa de mediana capitalización y no catalogada como empresa valor. Por lo tanto cumple todos los criterios para que el dinero le siga entrando “. A estas horas, en el Ibex, cae un 0,85% y vende sus acciones a 1,751 euros.

A media sesión, Banco Popular es el activo del sector que presenta una caída mayor. Cede un 2,65% y consigue un precio por acción de 3, 567 euros. El banco se encuentra en un momento total lento y presenta una volatilidad creciente a largo plazo. No obstante, desde enero, ha presentado una trayectoria creciente, revalorizándose un 25,09%. La Co-fundadora de Blackbird, Gisela Turazzini, señala que “si ajustamos sus ganancias máximas en 2007 a un promedio histórico de valoración bancaria, el precio máximo de Popular ese año era cercano a los 70 euros, lo que equivaldría a 11,25 euros por acción actuales. Si hacemos una valoración ajustada a las magnitudes financieras de hoy, podríamos valorar el banco en función del equity. Tras la ampliación de capital, el Banco Popular tiene un equity de 9.104 millones de euros, lo que supone 5,40 euros por acción”.

Banco Santander, en esa trayectoria, presenta una caída del 6,42%. Según los indicadores de la zona premium,  es uno de los activos del sector con peores indicadores. Presenta una tendencia bajista a largo plazo, unida a un volumen decreciente. A media sesión, cae un 0,96% y sus acciones obtienen un precio de 5,361 euros. El experto establece niveles de compra para el banco entre 5,45 y 5.30.

BBVA, a media sesión, cae un 1,42% y obtiene un precio por acción de 7,146 euros. Desde enero, ha experimentado una revalorización del 6,08%. Le acompañan la fortaleza industrial y sectorial. Además en estos momentos también acompaña la entrada de capitales en España. Los indicadores menos positivos, vienen de manos de un volumen decreciente a medio y largo plazo.

Caixabank es, posiblemente, el activo del sector que presenta mejores indicadores. A medio y largo plazo se encuentra en tendencia alcista, en un momento total positivo. Además tiene un volumen creciente, todo lo contrario de su volatilidad. Esta fortaleza, no le respalda a media sesión en el Ibex, cayendo un 1,17% y obteniendo un precio por acción de 2,787 euros.