El sector del renting de vehículos (alquiler a largo plazo), redujo casi un 50% sus compras de automóviles y su inversión durante el primer semestre del año, como consecuencia de la crisis económica y de la incertidumbre, factores que están llevando a los clientes a alargar sus contratos en lugar de renovar su flota. En concreto, las empresas de renting compraron 50.674 vehículos en la primera mitad de 2009, un 49,64% menos, mientras que la inversión se situó en 921,10 millones de euros, con un retroceso del 49,76%, según los datos difundidos hoy por la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER).