El sector aéreo acogió hoy con "prudencia" el nombramiento de José Blanco como nuevo ministro de Fomento, en un momento "especialmente difícil" para la industria aérea, y en el que debe abordarse el nuevo modelo de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), con el que se dará entrada al capital privado, y cuyo proceso se encuentra en la primera fase de reestructuración. El Ministerio de Fomento es uno de los departamentos con mayor presupuesto -- un total de 19.271 millones de euros sólo en 2009--, tal y como recordaron fuentes del sector, consultadas por Europa Press, quienes apuntaron que "gestionar un presupuesto de tal calado, y hacerlo bien, no es nada fácil".