El secretario general de la OPEP mantiene que "podemos vivir con el petróleo entre los 70 y los 90 dólares", lo ha dicho en declaraciones a la CNBC y recuerda además que el crudo "a 50 dólares no permitirá hacer inversiones".