El “banco malo”, como comúnmente se le conoce, ha iniciado su carrera con la recepción de los primeros activos tóxicos de la banca nacionalizada. La cifra alcanza los 40.000 millones de euros aproximadamente en este primer envío de la socialización de pérdidas de un sistema financiero que jugaba en la “champion league “según nos indicaban, aunque nadie se creía estas palabras, porque todos conocían la debilidad del sector y el primero el BdE .-Al final serán los ciudadanos con sus impuestos los que se harán cargo de la factura de toda esta fiesta que nadie sabe a ciencia cierta el importe total de lo gastado aunque aproximadamente aumentará hasta el 2% del déficit público de España.-Teniendo en cuenta que el accionariado del Sareb es el 55% privado, los beneficios de esta macro operación irán a parar a manos privadas nuevamente.

Resumiendo un poco este asunto podríamos decir que el Estado acude al rescate de bancos privados y socializa las pérdidas, los desaguisados y las tropelías de éstos y además constituye un banco fundamentalmente privado que para recoger los restos de la fiesta y reconvertirlos en beneficios para sus accionistas.(SANTANDER 16,2%/CAIXABANK, 11,7%/SABADELL, 6,4%/POPULAR 5,5%Y KUTXABANK2,5%, lo que hace un total del 42,3%, además y hasta el 55% hay otras entidades financieras nacionales de menor tamaño, dos bancos extranjeros y tres compañías de seguros completando el accionariado. Estas entidades ampliarán el capital de la sociedad a través de otras operaciones/compensaciones para completar el capital, aparte de la deuda subordinada emitida por el Sareb. Esto es como la bandeja en la cual recogen beneficios de sus propios errores. Difícil de entender pero es así, podríamos decir que sencillamente vergonzoso.

La reforma financiera parece como un saqueo/asalto por parte de algunas entidades financieras de las arcas del Estado y que pagamos todos los españoles en beneficio de sus accionistas
. Hemos comentado alguna veces que las entidades financieras beneficiaras de los restos del naufragio que están igualmente enfermas por lo que se ve en sus balances, han sido beneficiarias de esquemas de protección de activos prácticamente igual a sus carteras (inaudito). Avales del estado como garantía, inyecciones a fondo perdido antes de subastar entidades en quiebra, beneficios en fondos de comercio etc. etc. y encima los directivos de las entidades nacionalizadas se muestran huérfanos y con las bolsillos llenos. Es sencillamente vergonzoso que esto siga ocurriendo y para taparles su desaguisado montemos el Sareb cuyos beneficios también se los repartirán. No es más sencillo decir las cosas y con claridad, hacer las cosas bien y con prevención además de señalar a los culpables y que paguen por ello. Esto último parece lo más complicado.

Por mucho que diga el ministro De Guindos, que no constará nada al erario público, lo que está claro es que no dice toda la verdad y los beneficios se empiezan a contar en el 2013 para las entidades compradoras de los restos de la estructura financiera. Obviando otros dramas personales -qué decir de los compradores de preferentes accionistas de Bankia y resto de ahorradores pillados en el camino mediante una pura estafa autorizada por el Baco de España- no parece de recibo que se estafe a ahorradores y además paguemos estos y otros desaguisados con los impuestos.
Aparte de todo esto hay que tener en cuenta que al Santander aun no se le ha compensado, porque esto funciona así y seguro que algo le debe de caer. No puede permanecer impasible sin sacar tajada de este embrollo, quedan Caixa Galicia y Cataluña Caixa por repartir como botín.

Expertos indican que la gran banca se está valiendo de las entidades compradas para poder sanear sus balances caso Sabadell y Caixa con la Cam Banco de Valencia. Esto es vender a precio cero algo que después del primer año vale 100. Otros ejemplos hay en nuestra reciente historia económica. Porque si no cómo se explica el caso del Banco de Valencia regalado con envoltorio de millones a la Caixa siendo el motivo, como ya hemos comentado, las prisas en decidir la operación. ¿No dice el refrán “que las prisas son malas consejeras “?

En fin este baile de compensaciones y arreglos varios entre las fuerzas económicas que gestionan el entramado financiero aun no ha terminado y lo que es más importante, sin financiación no hay recuperación y lo que verdaderamente mueve a un país son las empresas sobre todo pymes que gestionan con su riqueza la del país.


Rafael Montava Molina
Consultor Financiero Empresarial
rafaelmontava@hotmail.com