El banco Santander y el fondo árabe IPIC han interrumpido sus negociaciones sobre la venta de la participación que la entidad cántabra tiene en Cepsa por discrepancias en el precio, segùn publica el diario Cindo Días.