El Santander lanzará una emisión de deuda subordinada para inversores institucionales denominada en varias divisas que, de forma conjunta, alcanzaría como máximo los 6.500 millones de euros, confirmaron a Europa Press fuentes del mercado. En concreto, el banco que preside Emilio Botín tiene pensado colocar esta deuda en euros, dólares y libras con un máximo de 3.000 millones de euros, 3.000 millones de dólares y 1.000 millones de libras que, según los cambios actuales, permitiría al banco captar unos 6.548 millones de euros. En todo caso, las mismas fuentes concretaron que el banco español está aún visitando las principales plazas europeas para conocer el interés de los inversores institucionales, por lo que aseguran que el importe definitivo puede variar.