El Santander trabaja para adaptar su política de retribuciones a la consideración del Banco de España, que ha enviado una carta a la entidad para que la asimile a las directrices que emanan de organismos internacionales y la someta a su consideración, según anunció hoy el consejero delegado del banco, Alfredo Sáenz. El organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez ha emplazado al Santander en este sentido para antes del 31 de diciembre de 2009, puntualizó el 'número dos' del banco, quien consideró que se trata de una recomendación que el instituto emisor español ha realizado a la banca en general.