El salario mínimo ha subido en España un 71,3% desde 2000, hasta alcanzar este año los 728 euros mensuales (cifra que incluye catorce pagas). Se trata del séptimo salario mínimo más elevado de la Unión Europea, según los últimos datos facilitados por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.