En el segundo trimestre de 2017 el resultado neto atribuido al Grupo FCC crece un 64% respecto al logrado en el primer trimestre de este mismo año. En el conjunto del semestre, este mismo resultado alcanzó 56,5 millones de euros frente a igual periodo del año anterior, con un crecimiento del 3,1% y a pesar de los fuertes extraordinarios que se recogían en la primera mitad de 2016. 

Los ingresos de Fomento de Construcciones y Contratas se reducen un 3,4% durante el primer semestre hasta 2.789, debido en su totalidad por la exclusión de Giant (operaciones del área de Cementos en Estados Unidos) de las cifras del 2017, la cual fue desconsolidada a partir de noviembre de 2016, así como por la fortaleza del Euro frente a gran parte de las monedas en las que opera el Grupo. Ajustado por ambos efectos y de forma acumulada durante el primer semestre de 2017, los ingresos del Grupo FCC registraron un aumento del 2,1%, respecto al mismo periodo del 2016.

El importe del resultado bruto de explotación (Ebitda) del Grupo FCC se elevó en el primer semestre del año hasta los 376 millones de euros,lo que supone un crecimiento del 0,4% respecto al año anterior. De igual modo, sin el efecto de la desconsolidación antes comentada y del adverso comportamiento del tipo de cambio el ebitda aumenta un 4,8%. Su evolución contiene los resultados de una política centrada en operaciones más rentables, en la mejora de la eficiencia de los gastos de estructura (23% respecto el año anterior), el logro de sinergias y las medidas implantadas para aumentar la productividad.

El área de Medio Ambiente alcanzó los 194,6 millones de euros, lo que representa una disminución del 7,3% respecto al mismo periodo del año anterior, fundamentalmente debido a la depreciación de la libra esterlina. El área de Agua registró 110,1 millones de euros, un 4,4% de aumento comparado con el primer semestre de 2016. El área de Construcción obtuvo 33,6 millones con una mejora del margen sobre ventas que alcanzó el 4,4% en el periodo. Por último, en el área de Cementos, desciende un 35,7% hasta 29,6 millones de euros, debido a la desincorporación de Giant y en menor medida a la evolución operativa en Túnez, en la que se produce un descenso de las ventas acompañado por una destacable depreciación del dinar tunecino.

El resultado neto de explotación (EBIT) se ha situado en 187 millones de euros en el primer semestre del año, registrando un notable aumento del 54% respecto a los 121,4 millones registrados en 2016. Tras la reciente reestructuración, la deuda bruta corporativa se ha reducido en 1.625 millones de euros en un año, al pasar de 3.671 millones de euros al cierre de junio de 2016 a 2.046 millones de euros al cierre de junio de 2017, lo que representa una disminución de 44%. Al mismo tiempo, se extendió su vencimiento y la tasa de interés se redujo.

Al cierre del primer semestre, la deuda neta del Grupo se situó en 3.913,3 millones de euros. Por su parte, la cartera se sitúa en 30.135,2 millones de euros, con una cobertura de más de cinco años con los ingresos de los últimos 12 meses. El resultado neto de accionistas mayoritarios del Grupo se ubicó en utilidad por 56,5 millones de euros, cifra que supera la registrada durante el primer semestre de 2016.

Es de destacar que el resultado neto de 2016, consideraba las quitas en las deudas del Grupo y de Realia, el cobro extraordinario del dividendo de energía y la venta del Metro de Málaga. Ajustado por dichos efectos positivos en 2016, el resultado neto del Grupo mejora en más de 92 millones de euros en el primer semestre de 2017 comparado con el primer semestre de 2016. La utilidad neta recurrente muestra beneficios en los meses recientes, acumulando prácticamente 15 meses consecutivos de beneficios, consolidando el cambio de ciclo en FCC.