El FTSE 100 de Londres cerró la jornada de este lunes con una caída del 1,30% a pesar de que el banco británico, Northern Rock ganó 24,2 peniques, hasta los 110,1 , después de decantarse por la oferta del consorcio liderado por el grupo Virgin, que incluye el pago inmediato de 11.000 millones de libras (15.300 millones de euros) de los 25.000 millones de libras (34.800 millones de euros) que debe al Banco de Inglaterra. Sin embargo, sus rivales en el sector financiero cerraron la mayoría con pérdidas ante la inquietud que generó entre los inversores los 20.000 millones de libras (casi 28.000 millones de euros) que el HSBC ha invertido en financiar dos préstamos. Con la crisis crediticia en EEUU que no se va de la mente de los inversores, el HSBC cayó 15,5 peniques, hasta los 811,5, mientras que Barclays bajó 13,5 peniques, hasta los 497. Por su parte, Royal Bank of Scotland retrocedió 8 peniques, hasta los 413, y Alliance & Leicester se dejó 31 peniques, hasta los 614,5.