El anuncio de Almirall  de que presentará el registro para comercializar el bromuro de aclidinio en Europa a principios de 2010, dos años antes de lo previsto, es una buena noticia para la compañía, señala Banesto Bolsa. Sin embargo, añade que existe riesgo regulatorio sobre la aprobación y que habrá que esperar para ver la capacidad del medicamento para competir con su rival Spiriva, cuyo efecto broncodilatador es mayor. Mantiene recomendación de comprar y precio objetivo de 10,80 euros.