El Royal Bank of Scotland (RBS) afirma hoy en un comunicado que no afectará a sus negocios la futura venta por parte de Fortis de su participación en el banco holandés ABN Amro, que ambos compraron junto al Santander hace un año. "La venta por parte de Fortis de sus intereses en RFS Holdings -la sociedad a través de la cual compraron el ABN Amro- no afectará a los beneficios previstos por RBS con la integración ni a los negocios con los que se ha quedado", señala el banco. Las dificultades de Fortis llevaron ayer a las autoridades del Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo) a poner en marcha un plan de rescate que incluye una inyección de dinero público de 11.200 millones de euros a cambio del 49% del capital de las divisiones bancarias del grupo en los tres países.