La portavoz socialista en el ayuntamiento de Cartagena, Caridad Rives, instó hoy al gobierno municipal a que cree una mesa de seguimiento "para analizar la decisión de Repsol de paralizar temporalmente la producción en su planta" del Valle de Escombreras. Rives consideró en un comunicado que "la función que debe desempeñar la alcaldesa, Pilar Barreiro, en este momento es la de velar por que el motor de la industria en Cartagena no se pare". Según la portavoz, "esta medida ha cogido por sorpresa a todos, tanto trabajadores como ciudadanos, y ante esta situación de creciente incertidumbre la alcaldesa de Cartagena debe responder e informar para frenar la alarma social que se puede generar". Al respecto recordó que el gobierno municipal "hace escasamente un mes alababan la inversión de Repsol en Cartagena y lo definían como un proyecto estratégico para generar empleo en la región".