El productor alemán de productos de cosmética, cuidado personal y adhesivos Beiersdorf, propietario de las marcas Nivea y Tesa, redujo su beneficio en el ejercicio de 2009 un 22,6%, cuando ganó 379 millones de euros frente a los 490 millones de euros que obtuvo en 2008, según informó la compañía en un comunicado.