El presidente de Samsung Group, Lee Kun-Hee, abandona su cargo tras ser acusado de evasión de impuestos. El vicepresidente de la compañía, Lee Hak-Soo, también ha ofrecido su dimisión. Los fiscales especiales que investigan el presunto caso de corrupción de la firma surcoreana indicaron la semana pasada que Lee Kun-Hee y otros nueve directivos de Samsung habían sido acusados de evasión fiscal y prevaricación.