El presidente de la compañía alemana de suministro energético E.ON, Wulf Bernotat, ha advertido de que existe una influencia estatal creciente en el sector de la energía en Europa. En una entrevista con el semanario alemán Wirtschaftswoche, adelantada hoy, Bernotat afirma que "hay una tendencia de re-nacionalización de nuestro sector".
El presidente de E.On considera "que tiene sentido, como excepción," que Berlín apoye a las empresas del sector energético de Alemania como posibilidad "para instaurar la igualdad de armas en Europa". Sobre la fusión de los grupos energéticos franceses Gaz de France y Suez, de los que el Estado francés poseerá un 36%, el presidente de E.ON dijo que operaciones como ésta "no son pasos especialmente positivos para la competencia en Europa". Wulf Bernotat añadió que "en nuestro sector en Europa tenemos más compañías estatales que privadas" y aseguró que las únicas empresas privadas "de pura raza" en el Viejo Continente son E.ON, la británica Centrica y la española Iberdrola. Bernotat defendió la subida de las tarifas eléctricas aplicada por E.ON en Alemania y dijo que "orientamos nuestros precios al mercado. En Alemania tenemos una competitividad intensa, mucho más que en Italia, España, y, sobre todo, en Francia". El directivo destacó que el término "suministrador de energía es confuso y nos acerca a un organismo público", sin serlo, e insistió en que E.ON debe regirse por las reglas de los mercados de capital, no por las del derecho público, y obtener un beneficio "adecuado".